Inés Leal Peláez propone modificar el artículo del Código Civil, en beneficio de los deudores durante la pandemia o como resultado de un caso fortuito

San Raymundo Jalpan, la Diputada Inés Leal Peláez propuso realizar ajustes al artículo 1988 del Código Civil para el estado de Oaxaca en apoyo a los deudores ante los efectos jurídicos del contrato que no pueda cumplirse; se establecerá las bases para argumentar que la situación por la que está pasando el país es una situación inesperada, ya que su deber como la representante popular de los oaxaqueños es velar por los intereses de la sociedad.

 

Se adicionan un segundo y tercer párrafo al artículo 1988 del Código Civil para el Estado de Oaxaca, para quedar como sigue:

 

Artículo 1988.- Nadie está obligado al caso fortuito sino cuando ha dado causa o contribuido a él, cuando ha aceptado expresamente esa responsabilidad, o cuando la ley se la impone.

 

Para los efectos del párrafo anterior caso fortuito se considerará las circunstancias sufridas por catástrofes que deriven fenómenos meteorológicos o de la naturaleza, plagas, epidemias, así como pandemias declaradas de manera oficial por la autoridad competente y que afecten la movilidad y convivencia social por recomendación declarada por la Autoridad. 

Las circunstancias previstas en este artículo no producirán rescisión, resolución o nulidad de la obligación o sus accesorios sino de ajustar el contrato u obligación en los términos que dispone este Código, en tanto el obligado acredite la imposibilidad o disminución de cumplir con su obligación durante la contingencia declarada por la autoridad competente.

 

Como consecuencia de lo anterior la gran mayoría de los contratos han sido objeto de recesión por el incumplimiento de las partes en sus obligaciones, por la falta de movilidad económica y liquidez a causa del desempleo, en un contrato de arrendamiento, el arrendatario está obligado a entregar en tiempo y forma el pago de la renta, sin embargo, como fruto del desempleo provocado por la pandemia, para este deudor es imposible solventar el pago establecido en el contrato. En consecuencia se está generando un efecto dominó de incumplimiento a todos aquellos contratos celebrados con anterioridad al brote del virus, esta situación se genera a partir de un caso fortuito, entendiéndolo como la imposibilidad del deudor a poder anticipar la situación para evitarla. Dado a la complejidad y gravedad que en materia económica, jurídica, social y de salud incide en las obligaciones jurídico-contractuales entre las partes se reflexiona la necesidad de realizar ajustes al artículo 1988 del código civil para el estado de Oaxaca en apoyo a los deudores ante los efectos jurídicos del contrato que no pueda cumplirse por el principio general del derecho, “nadie está obligado a lo imposible”.

 

En ese orden de ideas se establecerá con la presente iniciativa de ley, las bases para argumentar que la situación por la que está pasando el país es una situación de caso fortuito, por lo que es mi deber velar por los intereses de la sociedad por el impacto económico que se generó a raíz de este caso fortuito.


Ven a conocer Iluminación del Puerto

Escribir comentario

Comentarios: 0